EQUIPAMIENTO Y FORMACIÓN EN PRIMEROS AUXILIOS

OBJETO

Entre las funciones que realiza el CPBA se incluye el socorro, el rescate y el salvamento. La definición de estos niveles de competencia se encuentra en el PTS00 Guía para el desarrollo en Bomberos de Procedimientos e Instrucciones de Trabajo; veamos qué significa cada uno de ellos:

Socorro: es el hecho de atender la demanda de ayuda por parte de alguien que está en una situación de emergencia, llegando hasta ella y advirtiéndole de tu presencia, y proporcionándole la ayuda más inmediata previa a su rescate.

Rescate: es el mecanismo organizativo y operativo dispuesto por los servicios de bomberos para extraer o remover a las víctimas de la zona donde se encuentran atrapadas o en peligro. Por ejemplo, en accidentes de tráfico, derrumbes o accidentes de montaña, consistiría en extraer o auxiliar a las personas hasta una zona de seguridad.

Salvamento: tiene lugar tras el rescate, y consiste en llevar a cabo la evacuación y traslado a un lugar donde poder practicar la atención médica necesaria para restituir su salud (que puede ser en una zona sanitaria en campaña o en un centro sanitario, pero en todo caso practicada por personal cualificado).

A la hora de intervenir nos podemos encontrar en la necesidad de implementar en mayor o menor medida, uno, dos e incluso los tres niveles competenciales descritos. Para ello dispone de personal operativo, cualificado, equipado y formado para implementar de forma directa los niveles de socorro y rescate; pero también dispone de personal facultativo (enfermeros y médicos), que forma parte del Grupo de Rescate y que se encarga de llevar a cabo las tareas de socorro y salvamento en el contexto de las intervenciones en las que participe dicho grupo de especialistas.

EQUIPAMIENTO

Con el objetivo principal de poder llevar a cabo las tareas de socorro y rescate por parte del personal operativo de guardia en los 13 parques, se ha incorporado material sanitario especialmente seleccionado para el cuerpo de bomberos. provincial.

El material se diferencia por colores y bolsas dentro de cada mochila:

Azul: Atención respiratoria adulta y pediátrica

Rojo: Control de hemorragias

Verde: Desinfección

Amarillo: Quemaduras

Además, disponen de dos elementos importantes no codificados por colores:

  • DESA
  • Cinturón pélvico

FORMACIÓN

Se ha implementado una primera fase de un curso de formación para primeros intervinientes, con personal externo con amplia experiencia en este ámbito de la emergencia sanitaria, y que se ha impartido en cuatro parques principales, así como una formación interna específica para toda la plantilla, que acompaña a la entrega del material y que se desarrolla en tres acciones formativas diferenciadas:

Mochila sanitaria y DESA (cuyo objeto es hacer entrega y presentar el contenido de la mochila sanitaria, así como el uso adecuado del DESA en aquellas situaciones excepcionales que pudieran requerir atención urgente por parada cardiorrespiratoria).

Control de hemorragias (con objeto de saber diferenciar los tipos de hemorragias y la forma de actuar utilizando el nuevo material disponible)

– Materiales, uso y manejo (presentando los nuevos materiales no vistos anteriormente y que forman parte del equipamiento de la mochila sanitaria, como pueden ser materiales para desinfección, quemaduras, atención respiratoria, cinturón pélvico, etc.).

El objetivo es prestar el mejor servicio público posible a los ciudadanos y ciudadanas que necesiten atención sanitaria urgente en situaciones de emergencia, y que nuestros equipos intervención estén en condiciones de llevar a cabo las fases de socorro y rescate con la mayor eficacia posible, facilitando la labor de los servicios sanitarios que, como el SAMU, llevan a cabo una labor inconmensurable en nuestras ciudades, carreteras así como en el medio natural y rural.

 

Departamento de Prevención, Formación e Investigación – CPBA